Ir al contenido principal

Ayúdanos a seguir informando con independencia

Ayúdanos a seguir informando con independencia
Dona ya a través de Pay Pal con tarjeta credito o débito

PUBLICIDAD POLÍTICA PAGADA

PUBLICIDAD POLÍTICA PAGADA
PUBLICIDAD POLÍTICA PAGADA

PUBLICIDAD POLÍTICA PAGADA

PUBLICIDAD POLÍTICA PAGADA
PUBLICIDAD POLÍTICA PAGADA

LO ÚLTIMO

Álvaro Fajardo no dejará de ser candidato a la Alcaldía

En el día de ayer el partido Centro Democrático anunció el retiro del apoyo político al candidato a la Alcaldía de Facatativá, Francisco Álvaro Fajardo Pinilla, a raíz del informe publicado por Blu Radio, en el que se reveló que se le acusa de haber pedido dinero por cambiar el uso de suelos de un terreno rural.

La Corte Suprema de Justicia precisó el alcance del delito de violencia intrafamiliar


El delito de violencia intrafamiliar entre parejas se configura cuando el victimario y la víctima pertenecen a la misma unidad familiar, entendido dicho núcleo en el contexto de la convivencia bajo el mismo techo o espacio familiar.


Así lo precisó la Corte Suprema de Justicia, al indicar que este tipo penal está dirigido a proteger el bien jurídico de la armonía y unidad familiar, no aplicable, entonces, al maltrato de las ex parejas que ya no conviven en la misma residencia.

El pronunciamiento lo hizo la Sala de Casación Penal al ratificar la condena de 72 meses a prisión contra un hombre que golpeó a su pareja en el inmueble que compartían en Bogotá, lo que le generó a la víctima una incapacidad médico legal definitiva de 8 días.

Según el proceso, la afectada estaba casada con el agresor desde hacía 11 años, procrearon un hijo y, no obstante sus constantes altercados, vivían en la misma residencia aunque no compartían habitación. Además, allí también residía una hija de la denunciante de una relación anterior.

De igual forma, se demostró que entre víctima y victimario había una unidad doméstica y familiar, no derivada de que tuvieran un hijo juntos, sino de la convivencia cotidiana y permanente que mantenían. Por tal motivo, la Corte desestimó los argumentos de la defensa del procesado que planteó que lo que ocurrió allí fue una riña de carácter pasional, que no configura el delito de violencia intrafamiliar sino el de lesiones personales.

“Tener un hijo en común, entonces, es insuficiente para acreditar la unidad familiar y para suponerla perpetuamente, pues de ser así se llegaría al absurdo de concluir que si una mujer o un hombre tienen varios hijos con diferentes parejas, poseen tantas unidades domésticas familiares como número de hijos con sus compañeros o compañeras transitorios” asegura la decisión.

Por otro lado, la Sala puntualiza que cuando el maltrato a la ex pareja es causado por quien ya no convive con ella no se materializa el delito de violencia intrafamiliar, sino el de lesiones personales dolosas.

Comentarios

COMPARTIR A TUS AMIGOS